miércoles, junio 9

Clara


La buscamos por Internet. Le mandamos una foto y aceptó encontrarse con nosotros en el Panda. Establecimos las bases, pusimos los límites. Supongo que nos pareció lo suficientemente “normal” y que le parecimos los suficientemente “normales”, porque los tres estuvimos de acuerdo en todo.

Esta vez fuimos a casa de Fran. Era mi primera vez en su casa, lo que facilitaba las cosas. Tapeamos en el salón con un vino blanco. Clara se me acercó y comenzó a acariciarme el pelo mientras charlaba distendida con Fran.

Fran se fue a por más vino y se demoró lo justo en la cocina como para que al volver la lengua de Clara buscara la mía. Lo sentí y lo miré de reojo pero sin dejar de concentrarme en la boca sensual de Clara que bajó hacia mi cuello a la vez que sus manos acariciaban mis pechos por encima de la blusa ante la mirada lasciva, supongo, de Fran.

1 Sensuales comentarios:

SOY AMBAR dijo...

siempre imagine eso mismo, aunque los celos me matan...no aguantaria un tercero, ni hombre ni mujer...si es mujer, solo las dos, si es hombre, nosotros solos...los trios me dan panico, y ganas!
besos!