martes, mayo 11


Cada vez que me siento al teclado y voy recordando momentos, los revivo. Eso hace que me encienda, que sienta en la piel los resquicios que dejó Fran en mi cuerpo o quizás alguien más, da igual. El hecho es que cada vez que tecleo, que busco una foto para acompañar el post se vuelve a encender una llama cálida, sensual o lujuriosa, según se tercie.

Otras veces te imagino a ti, leyéndome, tocándote mientras me lees. Siento cada letra saliendo de mis dedos y penetrándote, sumiéndote en el mejor de los éxtasis. Estarás solo/a, pienso, como lo estoy yo cuando escribo. Mil ideas-imágenes-recuerdos tamborileando en tu mente. Imaginándome a mí, a Fran, a los demás actores de esta comedia que es la vida haciendo el amor, teniendo sexo, comiéndose, lamiéndose, deseándose. Tu imagen imaginaria también me excita, me seduce, me enloquece como las manos de Fran sobre mi cuerpo y acabo complaciendo mis instintos básicos, esenciales de mujer pensando en ti. En ti que estás al otro lado de esta conexión inimaginable, a miles de kilómetros de distancia o aquí al lado, pero pensando en mis dedos, en mi sexo, en mi… Y me desgarro de placer al saberte ahí…

1 Sensuales comentarios:

FEDORA dijo...

te siento sola...si quieres ven a charlar un rato, besos!!!!
no estoy de lo mejor, no creas!